Adanismo

 

tinocasares-foto-no-2

Llamamos adanismo al hábito que tienen algunos de comenzar una actividad cualquiera como si nadie la hubiera ejercitado anteriormente. Esta forma de pensar afecta a cualquier área de la actividad humana: ciencias, artes, política, etc. se ven afectadas por esta concepción con la misma intensidad.

Se ha dicho numerosas veces que es necesario conocer la propia historia, porque los que la ignoran se ven obligados a repetirla. Y aunque esto no es del todo cierto —la historia no se repite, se repiten las actuaciones— es evidente que quien no sabe —o no valora—lo sucedido en el pasado, corre el riesgo de repetir propuestas.

El adanismo conduce a algunos a descubrir numerosas veces la misma “Roma” o el mismo “Mediterráneo”. Esta manera de actuar traduce habitualmente ignorancia. Saber lo realizado anteriormente por otros supone esfuerzo por conocerlo y generosidad para aceptar que otros ya hicieron aportaciones al tema antes que ellos. Con frecuencia sus propuestas aburren a los conocedores y solo llaman la atención a los que son más incultos que ellos.

Esta actitud está muy vinculada al narcisismo. Hacer propuestas o realizaciones que —según ellos— jamás se han hecho, o que nunca se hicieron de la forma que ellos proponen, les hace sentir más importantes.

La tendencia a actuar prescindiendo de lo ya existente, o de lo hecho antes por otros, afectaba en el pasado casi exclusivamente a los jóvenes. Su descubrimiento del mundo les impulsaba a probarlo casi todo, sin atender a las experiencias previas. Pero en los últimos años se viene practicando por adultos de todo el espectro social, incluido el campo de la actividad política.

En esta última actividad se dan otras formas de adanismo menos frecuentes. Son aquellos que, aunque conocen el pasado, lo desmerecen por ser eso, pasado, sin reconocer lo que de meritorio pueda haber en él. Su desprestigio del pasado les permite presumir de lo nuevo, de lo bueno que ellos, sus ideas y propuestas, representan.

Sería bueno recordar que, antes que nosotros, hubo otros muchos que aportaron ideas, propuestas y realizaciones que deberían ser tenidas en cuenta, no para sacralizarlas, sino para construir sobre ellas el mundo mejor al que todos aspiramos.

5 comentarios en “Adanismo

  1. Me parece muy interesante y estoy de acuerdo con su contenido.

    Me gusta

  2. francisco lopez pardo

    Efectivamente es un término muy actual pero que ha existido desde siempre,y especialmente relevante desde que algunos politicos lo ejercen en casi todas sus actuaciones. Tambien apoyados en otro concepto muy actual, la famosa postverdad que les permite modificar la historia a su antojo para ser los primeros en todo y aderezado con no puede ser de otra manera con abundantes dosis de demagogia. La respuesta habitual de los perceptores conscientes de este Adanismo es la ignorancia o el aburrimiento (sobre todo con la influencia de las redes sociales donde la disidencia es rapidamente acallada y denigrada). Habria que ser más combativo? Seguramente sí, pues es evidente que al menos a corto/medio plazo los adanistas tienen el beneficio y reconocimiento de las instituciones/administraciones y de sus seguidores.

    Me gusta

  3. El término no me era familiar y, felicito al autor por traerlo a colación, ya que enriquece nuestro vocabulario y nos permite reflexionar sobre comportamientos no sólo residenciados en los jóvenes. -en ellos se mezcla con su natural inconformismo- sino extendibles a muchos otros segmentos de la sociedad de los que, naturalmente, todos podemos haber sido partícipes en algún momento.
    Buceando en la palabreja, he encontrado otras dos acepciones del término, una religiosa “Doctrina y secta, considerada de herejes, que celebraban sus reuniones desnudos y admitían la poligamia”, y otra sociológica “Desnudismo, doctrina y práctica que defiende el desarrollo parcial de la actividad humana en el estado de desnudez”.
    Sería interesante ver a los Adanistas, en la primera acepción del término, llevarlo a la práctica como Dios les trajo al mundo.

    Me gusta

  4. Te sigo leyendo desde “noticias Google”.
    Pues sí, esto del adanismo es una forma cínica de plagio.
    Y me parece muy interesante la galería de fotos, de la que no he sido consciente hasta esta última entrada. Y dentro de tus flores, me ha llamado la atención la digital, porque nunca la había visto desarrollarse en horizontal. ¿Dónde la has captado?

    Me gusta

  5. Difícil de llevar a cabo, pero muy interesante el recordarlo de vez en cuando

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s