Conversar

Patos_03

La definición de la palabra conversar es muy parca: hablar con otro u otros. Dado que la forma más común de comunicarse las personas, de relacionarse, es mediante la conversación, este concepto nos sabe a poco. Imaginamos que la conversación es —debe ser— algo más rico y complejo.

Los expertos suelen hablar de diferentes niveles de conversación y plantean que cada uno de ellos está indicado en diferentes situaciones, así como que el grado de comunicación que se consigue es diferente según el nivel elegido.

En un primer nivel se hablaría de las cosas. Es una conversación superficial en la que se mencionan cosas que ocurren o han ocurrido —el tiempo, el futbol—, pero en la que no nos implicamos. En este nivel la comunicación es muy pobre, pero existe.

El segundo nivel, también superficial, es hablar de los otros, de los demás. Narramos lo que los demás han hecho, dicho o escrito, pero no nos posicionamos respecto a ello. Lo que llamamos cotilleo estaría en este nivel, aunque en este caso si suele haber una toma de posición respecto a los otros.

Un tercer nivel supondría hablar de nuestras ideas. Suele ser muy teórico, aunque ya nos posicionamos con respecto a la política, a la sociedad, a lo que sucede en nuestro entorno. En este nivel no involucramos a nuestro interlocutor, por lo que si éste usa el mismo nivel de conversación que nosotros, tenemos el perfecto intercambio de monólogos.

Según los teóricos de este tema, un nivel más avanzado sería el cuarto. Aquí ya no solo hablamos de los que nos sucede, sino de lo que sentimos. Confesar nuestros sentimientos nos hace vulnerables y suele requerir un grado mayor de intimidad con nuestro interlocutor. Es un nivel superior de comunicación, pero no implica necesariamente que el otro participe.

Finalmente, el nivel superior, el quinto, implicaría compartir sentimientos. Ya no solo hablamos, sino que escuchamos al otro. La conversación es bidireccional. Sería el nivel más amplio y profundo de la comunicación.

Es evidente que todos los niveles son necesarios, ya que las situaciones suelen ser muy diferentes. Pero parece que las relaciones personales que aspiren a ser más plenas y duraderas —de pareja, de amistad— deben utilizar con más frecuencia el quinto nivel.

Un comentario en “Conversar

  1. Interesante disección de los niveles de conversación, con la que estoy básicamente acuerdo, aunque a veces no sea fácil la distinción entre niveles, como sucede, por ejemplo, entre el 3 y el 4. Por supuesto que lo deseable, en teoría, es el quinto nivel, solo que no es cuestión de buscarlo, sucede o no sucede, yo diría que es consustancial a las buenas relaciones de pareja o de amistad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s