El camino a la oclocracia

crassula ovata flor. 00001

En un articulo anterior decíamos que la democracia —gobierno del pueblo—puede degenerar en oclocracia —gobierno de la muchedumbre—. Y que pueblo y muchedumbre no eran la misma cosa. Pueblo sería el conjunto de ciudadanos que queda simplificado en una unidad, como cuerpo único con voluntad única. mientras que el concepto de muchedumbre —masa, multitud— no participa de esa unidad y mantiene su naturaleza múltiple.

También apuntábamos el posible mecanismo por el que la voluntad libre e informada expresada por el pueblo podría convertirse en oclocracia, es decir, cuando se desnaturaliza la voluntad general y ésta se convierte en la expresión masiva de la voluntad de unos pocos y no de la población general.

¿Y cual es este mecanismo? Utilizando la demagogia, o sea, mediante el «empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir y otros procedimientos similares para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política».

La demagogia sólo tiene en cuenta de una forma superficial y burda los reales intereses del país. Para los demagogos la conquista del poder está dirigida al mantenimiento de un poder personal o de grupo, y para ello se apela a emociones irracionales mediante estrategias como la promoción de discriminaciones, fanatismos y sentimientos nacionalistas exacerbados; el fomento de miedos e inquietudes irracionales; a la creación de deseos injustificados o inalcanzables. Se busca conseguir el apoyo popular mediante el uso de la oratoria, la retórica y el control de la población. Y para ello es fundamental apropiarse —servirse—de los medios de comunicación y de los servicios de educación con el fin de utilizar la desinformación como sustento de sus propuestas. Se empieza cuestionando la legalidad de las leyes y después se pasa a la no aceptación de aquellas que no convienen a los intereses de los demagogos —al pueblo dicen los que detentan el poder— para alcanzar la oclocracia.

Desde Rousseau, ilustres pensadores han informado sobre este permanente peligro para la democracia popular. Nos han señalado el interés de los oclócratas que ejercen el poder para hacer degenerar la democracia en oclocracia, con el objetivo de mantener su poder de forma inmoral, buscando una falsa legitimidad en el sector más ignorante de la sociedad, hacia el cual vuelcan todos sus esfuerzos propagandísticos y manipuladores.

No será porque no nos han advertido.

3 comentarios en “El camino a la oclocracia

  1. ¡¡ Por Dios por Dios que me quede como estoy!!. Ahora que lo pienso, he sido un olócrata casi toda mi vida democrática….. Y sí, he votado cada 4 años y en medio las que venian a cuento pero la demagogia la he percibido desde la primera vez. Los gobiernos del cambio, los dobermans, las gaviotas sobre fondo azulado. Y en la actualidad definitivamente rodeado. Desde el nacionalismo independentista paradigma de la olocracia mas evidente donde se usurpa directamente (sin demagogia añadida) la mayoria del pueblo/muchedumbre, se acude al racismo y xenofobia más rancia y se manipula descadaramente a una masa de sectarios. Y que decir de los populismos de izquierda que no usan la palabra pueblo sino gente que rapidamente deriva en masa. En ellos la esencia es la demagogia utilizando el argumento necesario aunque sea falso para alcanzar su obejtivo final que es el poder y al que ultimamente se ha sumado el partido del gobierno y su presidente para el que todo vale (camuflado de medidas sociales y feministas) para llegar al 2020. Y las derechas…. Aunque parece que el pueblo no es tan tonto como lo pintan o creen
    Veremos.

    Me gusta

  2. Mucho más claro ahora el término “Oclocracia”. Sobran ejemplos y no hay que ir muy lejos para encontrarlos. ¿Existen antídotos?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s