¿Pagar menos impuestos?

Foto: Roble australiano (Gravillea robusta)

En las sociedades occidentales se ha impuesto una asociación de ideas que no es novedosa. Los partidos denominados de la derecha propugnan reducir los impuestos y los de la llamada izquierda propugnan mantenerlos o aumentarlos. Esta asociación se ha mantenido durante años, y ciertamente, la mayoría de los partidos eran consecuentes —aunque no siempre— con estas propuestas cuando alcanzaban el poder.

Casi nunca se explicaban con claridad las consecuencias de estos aumentos o disminuciones de impuestos, pero es evidente que la mayoría de los ciudadanos se sentían —se sienten— más identificados con su reducción que con su aumento. Por ello las propuestas de rebaja han gozado siempre de un gran predicamento.

Pero ha llegado la pandemia y, para sostener la economía, los estados de todo el mundo se han visto obligados a gastar ingentes cantidades de dinero si no querían quedarse sin empresas y casi sin ciudadanos. La catástrofe sanitaria ha hecho más pobres a los ya pobres y, sorprendentemente, mas ricos a los ya muy ricos. Según Oxfam Intermón, el 86% de los milmillonarios del planeta son hoy más ricos que hace un año y las 23 principales fortunas de España vieron aumentar en 2020 el valor de su riqueza en un 33%.

El enorme gasto de los estados ha condicionado un no menos enorme déficit y, ante esta situación, estamos asistiendo a un hecho que está trastocando totalmente los planteamientos tradicionales que se mencionaban al principio de este articulo. Los miembros del G7 —los países más ricos—, junto con la ONU y el FMI, han propuesto algo insólito en la historia reciente: que las personas más ricas paguen más y que el impuesto de sociedades se eleve en todos los países desarrollados. 

Hasta el presidente norteamericano —miembro del G7—, en contra de la opinión de su predecesor, ha propuesto un incremento del impuesto de sociedades hasta el 21-28% en todos los países del mundo, que finalmente ha quedado en un 15% en la propuesta del G7. Asimismo, el propio Biden ha propuesto, y el G7 ha hecho suya la iniciativa, que las grandes empresas tecnológicas paguen sus impuestos en aquellos países donde generen sus ganancias. 

De prosperar estas iniciativas —cosa que no es fácil— sería cada vez mas difícil la existencia de esos lugares que, al cobrar menos impuestos, hacen una competencia de dudosa lealtad a los demás países de su entorno, los llamados paraísos fiscales —véase el caso de Irlanda u Holanda en Europa—.

No han faltado voces que se han elevado acusando de comunistas a los proponentes de estos cambios. Pero es obvio que ni USA ni los países del G7 o el G20 son países comunistas. Pareciera que por primera vez son conscientes de que, para salvar a sus respectivos países, hay que disponer de más dinero, y este solo puede provenir de los impuestos.

Estos novedosos planteamientos quizás deberían hacernos reflexionar sobre el valor de los impuestos y su significado en el siglo XXI.

Foto: Arvejon (Lathyrus climenum)

2 comentarios en “¿Pagar menos impuestos?

  1. Andrés Cosano Povedano

    Esto es ya muy antiguo y bien conocido. A menos impuestos más actividad económica, y a más actividad económica más ingresos para el Estado, que se deberían revertir de nuevo en mejores servicios públicos. El Estado tendría también menos gasto si se redujeran las administraciones con su enorme cantidad de funcionarios y colocados a dedo. En fin aburrido de un tema tan manido pero que es utilizado a beneficio de quien manda en cada momento y siempre pagando el de la nómina.

    Me gusta

  2. JM

    Buena reflexión, para un momento tan peculiar que nos esta tocando vivir; peculiar e histórico, ya que hace décadas, por no decir siglos, que no viviamos un evento sanitario con tanta influencia social, económica y de dimensión goegráfica mundial. En situaciones como esta, es interesante analizar como se posicionan los gobiernos y también los partidos políticos. Y ver que soluciones concretas se deciden, e implantan.
    Ante una situación mundial tan crítica, es elogiable la decisión de subir los impuestos, “que las personas más ricas paguen más y que el impuesto de sociedades se eleve en todos los países desarrollados”, pero ¿se llevará a cabo? ¿en que medidas se van a concretar? ¿durante cuanto tiempo?
    Como todas las medidas que necesitan años para ver su impacto en la sociedad, son difíciles de implantarlas y evaluarlas. Más cuando la dimensión es mundial.
    Continuaremos observando diariamente las medidas que se adopten.
    Espero que el tiempo dé la razón a la implantación de estas medidas, y lo podamos ver.

    Me gusta

Responder a Andrés Cosano Povedano Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s